TRANSATLÁNTICA 9669. 2005/07



Transatlántica 9669 es un nuevo proyecto del artista Antonio D. Resurrección que cuenta con previas experiencias colectivas como Pulsaciones (Galería Cavecanem. Sevilla.1999) o La sombra arrojada (ARCO'01. Madrid.2001). Estas manifestaciones grupales expresivas corren paralelas al discurso estrictamente individual del autor, en un afán por liberar la tan sobredimensionada como anacrónica presencia del artista maestro de ceremonias exclusivo. Se trata de la asunción de un nuevo rol, más allá del simple comisariado, en el que el colectivo interactivo proporciona las claves planteadas en la argumentación propuesta.

De esta manera, los artistas podrían valorarse como piezas activas (que, a su vez, producen piezas) coordinadas por el artista que dirige dicha obra coral.

Transatlántica 9669, como obra en proceso, supone un espacio de encuentro entre artistas que se pretende sea el comienzo de otras participaciones tanto colectivas como individuales. Así, además del propio contacto entre artistas de Sevilla y Buenos Aires, han colaborado el espacio alternativo Sala de eStar, la galería 713 de Buenos Aires, el equipo de comunicación visual La caja del diablo y la Consejería de Cultura de Andalucía, a través de su oficina Iniciarte.

Para Transatlántica 9669 se ha invitado a participar a dieciséis artistas, andaluces y argentinos, a través de un planteamiento conceptual que pretende destacar las afinidades estéticas, ya sean formales, conceptuales, narrativas... entre creadores de diferentes zonas geográficas. Después de dos intensos años de trabajo, y de una complicada elección ajustada a criterios preestablecidos de afinidades, el grupo de parejas de artistas ha quedado constituido por: Tete Álvarez (Cádiz, 1964) y Graciela Hasper (Buenos Aires, 1966); Laura Bernal (Buenos Aires,1979) y Paulina Silva-Hauyon (Santiago de Chile, 1980); Rubén Guerrero (Sevilla, 1976) y Mara Facchin (Buenos Aires, 1962); Miki Leal (Sevilla, 1974) y Matías Duville (Buenos Aires, 1974); Ramón David Morales (Sevilla, 1977) y Leonel Luna (Buenos Aires, 1965); José Miguel Pereñíguez (Sevilla, 1977) y Patricio Gil Flood (La Plata, 1977); Juan Carlos Ramírez (Sevilla, 1969) y Florencia Levy (Buenos Aires, 1979); Antonio D. Resurrección (Cádiz, 1968) y Elisa Strada (Santa Fe, 1970). Sus piezas se presentarán en Sevilla en marzo de 2007 y posteriormente en agosto de 2007 en la galería 713 de Buenos Aires. En dichas muestras se podrán ver obras exclusivas presentadas por pares, con textos adjuntos que versarán sobre los vínculos entre cada pareja de artistas.

El núcleo conceptual de Transatlántica 9669 pretende revelar los efectos globalizadores que la cultura actual evidencia, complementados con las matizaciones exclusivas que cada territorio geográfico e individual ofrece. La interpretación positiva de cierta homogenización cultural viene justificada por la retrovisión de lo que fueron en los sesenta/setenta los procesos desmaterializadores del arte en concreto y de la generalizada búsqueda de nuevos paradigmas que jubilaran vetustos criterios tradicionalistas. Se recuerda que el ambicioso golpe al sistema perseguía, entre otros fines, acabar con la idea de la autoría, la originalidad y el aura de la obra como objeto. Todas estas referencias beneficiosas para el mercado del arte que, no olvidemos, supone un porcentaje importante de su propio destino. Es por ello que un clima como el presente, en el que se disipan los argumentos originales (únicos) y exclusivos (ya sea de manera consciente o inconsciente), ha de propiciar una indiferenciación del artista en beneficio del discurso y de la capacidad comunicadora del arte. Un planteamiento no exento de peligros (como todo lo que huele a vivo), máxime si estas posibilidades se enmarcan en un descarnado sistema capitalista que sigue contaminando cualquier propuesta estética con aspiraciones renovadoras. ¿Están los artistas dispuestos a perder su tradicional cuota de poder una vez que los discursos se repiten aquí y allá? ¿Es capaz el mundo del arte de autotransformarse cuando se ha concluido que, más que ser capaces de modificar el mundo, nos hemos sumado al ritmo que nos imponen?

 

SALA DE eSTAR. MARZO 2007. SEVILLA. Del 8 al 31 de marzo de 2007


GALERÍA 713. AGOSTO 2007. BUENOS AIRES. Del 2 al 29 de agosto de 2007

Cat.Expo T9669.pdf
Documento Adobe Acrobat 37.9 MB